El problema

Un estudio alemán encargado por el Postbank demuestra que aproximadamente uno de cada tres ahorradores reserva dinero de forma frecuente para sus hijos, nietos o ahijados. De estos ahorros, casi el 98 % va a parar a 

cuentas de ahorro, contratos de préstamos para edificación, seguros de vida y, por supuesto, a la hucha.

Con los tipos de interés de hoy en día, estos niños no dispondrán de muchos ahorros cuando cumplan los 18...

¿Operar en el mercado de valores? No, gracias!

El estudio también demostró que los padres, familiares y amigos evitan la especulación en los mercados de valores a toda costa.

Los propios niños y, sin duda, sus padres, saben que puedes ganar mucho dinero especulando en el mercado de valores, pero que lo puedes volver a perder con la misma rapidez. ¿Por qué? Porque los inversores privados no tienen ninguna posibilidad frente a los profesionales.

Leer más...

¿Cuál es la solución?

¿Que te parecería si existiese una solución que permitiera que nuestros hijos se beneficiaran del éxito de los inversores profesionales más pronto que tarde y durante un largo periodo de tiempo?

Preferiblemente, sin que papá y mamá, los familiares y amigos tengan que preocuparse de nada. Además, sin tener que encomendar su dinero a nadie y con la posibilidad de acceder a este en cualquier lugar y en cualquier momento.

¿Qué dirían nuestros hijos sobre una solución así?

¡Que es ESTUPENDA!

Puede que no tengamos LA solución. Pero sí que tenemos una solución ESTUPENDA.